A propósito de las despedidas

Hoy se puso punto y final a la competición nacional de la LNFS. El Movistar Inter salió campeón de la liga después de un interesánte Play Off por el título con FC Barcelona Lassa. Tercer título consecutivo para el equipo de Jesus Velasco. Y lo mejor de todo es que da la sensación que en el horizonte a día de hoy no se vislumbra equipo que le pueda hacer sombra en la competición nacional.

La cara “b” de lo acontecido hoy es la del FC Barcelona. Hoy y a pesar de que aún queda por disputar la Intercontinental en Qatar se pone punto y final a una de las épocas más gloriosas de un equipo de fútbol sala: la del FC Barcelona de Marc Carmona, Saad y compañía.

Es ley del deporte que haya un ganador y un perdedor. Que surjan nuevos jugadores y se retiren otros. Y por supuesto que las salidas sean más silenciosas que las llegadas. Cuando ves a un equipo celebrando un título no puedes dejar de mirar y pensar en aquellos jugadores y entrenadores que siendo santo y seña de un equipo se ven obligados a abandonarlo. Al descontento por perder un título se le suma la desazón por tener que dejar la que fue su segunda casa. Abandonan su vestuario, su taquilla y la que fue su pizarra.

El deporte es así. Los equipos permanecen mientras que las personas van pasando años tras años y temporadas tras temporadas. Lo que nunca se debe perder es la memoria y el recuerdo  por todas y cada una de las personas que hicieron que la historia de un club se engrandeciera.

José A. Valle

@vallfutsal

 

 

Pin It on Pinterest

Share This