Pin It on Pinterest

José Antonio Valle Gallego, entrenador de fútbol sala con más de 18 años de experiencia. 2º entrenador y Preparador Físico durante 14ª Temporadas en Carnicer Torrejón FS. Entrenador de Porteros por la RFEF. Director Deportivo por la RFEF. III Nivel entrenador de Fútbol Sala por la RFEF. Si quieres contactar conmigo pincha este enlace.
Sucripción por e-mail
Archivos
Slider
Notas a vuela pluma

Aprender a enseñar diferente. Pep Mari

By
on
9 julio, 2014
Hola.
Os adjuntó unas notas que tome en mi asistencia al Clínic de Entrenadores de Fútbol Sala  de la Federacion Catalana de Fútbol.
Aprender a enseñar diferente. Pep Mari
* La clave está en la gestión del equipo, del grupo con sus diferencias e intereses.
* La psicología te enseña a hacer un traje a medida.
* Enseñar diferente:
 – tratar diferente
 – corregir diferente
1.- Aprender a tratar diferente:
A. Hay que tratar diferente a las personas. Pero en función de que?. No en función de lo que pide, sino de lo que necesita. Se trata en función de lo que necesita. No se puede motivar a nadie sino se sabe previamente lo que necesita.
Pero es difícil ver lo un necesita una persona?. No es difícil ver lo que una persona: A nivel psicológico necesitamos tres cosas: seguridad, aceptación y sentido de lo que se hace.
Los deportistas necesitarán una de estas tres cosas. Se lo podemos preguntar. También podemos detectar lo que necesitan por sus actos.
Si le falta seguridad: no se atreve
Si le falta aceptación: no tiene autoestima.
Si le falta sentido: no cree en lo que hace.
O se lo preguntamos o lo detectamos.
Tratar a todo el mundo diferente en función de lo que necesita.
Los tratos diferenciales que se hacen tienes que hacerle ver al equipo que es lo mejor para el jugador y para el equipo.
No confundir tratos diferenciales con favores. Eso es servir. Nosotros hablamos de rendimiento. Y si hacemos favores nos carga,la nuestra credibilidad ante el grupo.
Los privilegios son buenos pero:
. Pero se lo tienen que ganar
. Y Las reglas para los privilegios se tienen que saber previamente. Tienen que ser para todos las mismas.
Estilos de dirección:
. Directivo: ordeño y mando. El entrenador tira de la cuerda.
Puedo tirar hasta que la cuerda aguante tanto físicamente y psicológicamente. El tope son las posibilidades del equipo. Las capacidades de los jugadores que se gestionan.
. Participativo: más democrático. El entrenador solo sujeta y mantiene la cuerda.
El límite de este modelo de mando: el nivel de madurez de los jugadores que hay en el equipo.
. Más permisivo: dejar hacer. Cuando se viene de momentos de mucha exigencia.
El límite es cuando se pierde el control del grupo.
Ninguno es bueno. Depende. De qué depende?.
2.- Corregir diferente:
Lo primero que hay que saber es como aprende nuestros jugadores.
Hay dos maneras de aprender.
A. Acumulativa:
Aprender lo que se tiene más el nuevo conocimiento. Es una suma de conocimiento. Lo suma.
B. Asociativa
Aprende y lo revisa con lo que ya sabía. Conserva lo que tiene y lo que aprende nuevo lo asocia a lo que ya sabía y revisa todo lo aprendido.
La clave está en hacer ver al jugador como sacar la conclusión de la corrección. Esa es la clave.
También es importante:
A. Saber lo rápido que se capta la información.
B. Ver lo rápidamente que aplican esa información.
La mejor manera de ver si estoy trabajando con una buen entrenador es ver que cantidad de información al mismo tiempo le lanza al jugador.
Un solo mensaje cada vez = eso es ser un buen entrenador.
Si a los jugadores se les da seguridad, ellos datan sentido al trabajo del entrenador.
La clave es no confundir las necesidades de los jugadores con las nuestras como entrenadores.
Y lo que más ayuda para que esto no suceda es tener claro mis necesidades.
Pep Mari.
TAGS
RELATED POSTS

Pin It on Pinterest

Share This