Cinco contra cuatro. Día 1

Buenos días. Comenzamos una serie de post que con el título de “Cinco contra cuatro” y a lo largo del Mundial de Fútbol Sala de Colombia trataremos de aportar aspectos que nos vayan llamando la atención siempre con el “fútbolsala” de telón de fondo. Por cierto como dijo Javier Sampedro por qué no llamamos al fútbol sala “fútbolsala” todo junto?.

1.- Las Parejas.

Ayer en el inicio del Mundial ya pudimos apreciar como las parejas, las sociedades son una de las armas fundamentales en el juego de ataque de los equipos de fútbolsala. Robinho con Eder Lima y Ricardinho con Cardinal son fiel reflejo de como dos jugadores pueden llegar a entenderse dentro de un sistema de ataque….pero no es meno cierto que también pueden limitar y lo peor de todo hacer previsible el juego de ataque de su selección. Qué pasara cuando se produzcan cortocircuitos en esa conexión?.

2.- Las Acciones a balón parado.

Torneos cortos. Eliminatorias. Partidos de cara o cruz.. Asi son los europeos, los mundiales o nuestra joya de la corona: la Copa de España. Una de las patas de la mesa que debes dominar en estos torneos es la eficacia en las acciones a balón parado. Ayer vimos como Rusia en el peor momento del partido contra Thailandia tiro de libreto y volvió a abrir un partido que se le había puesto muy complicado al inicio de la segunda parte. Si se tiene variedad de finalizadores (y se supone que en una Selección tiene que haber de “todo”), sincronización/timing, etc…dominarás una de las claves para hacer campeón a un equipo en torneos de tan corta duración.

3.- La Pegada

Se tiene o no se tiene. Donde no llega a veces el corazón, el compromiso, etc…llega la pegada. Ojo que no es excluyente pero si se tiene esa eficacia en la finalización tienes muchas papeletas a la hora de abrir o cerrar partidos que estén atascados. Le pegada va en gran parte junto con el talento. Tenemos en la cabeza jugadores o equipos que parece que transitan por el partido totalmente desenchufados pero que en cuestión de dos minutos te asestan una secuencia de dos o tres goles que te deja sin opciones de levantar un partido. Y claro esta la pegada cuesta dinero,…y mucho.

4.- Desenchufado

Es curioso ver como jugadores y equipos con experiencia se desenchufan de partidos de alto nivel como pueden ser los del Mundial. Ayer comprobamos como la Selección Rusa se desenchufó del partido (mucha culpa de ello la tuvo la intensidad de Thailandia) durante unos minutos. Bien es cierto que luego se volvió a “meter” en el partido gracias a su pegada (claro) y a la eficacia en las acciones a balón parado (recurso) pero lo que te deja, el regustillo es que no tienes solidez o que debes mejorar esos momentos en los transitas por el partido sin objetivo claro y te hacen una secuencia de dos o tres goles. Ayer fue Thailandia pero si te coge una selección con más bagaje tal vez estaríamos hablando de otra cosa.

5.- Fundamentos.

Acudiremos numerosos veces a lo largo de esta serie al termino “fundamentos”. Al final todo se reduce a si los dominas o no. Es sorprendente como en alto nivel (se supone que en un Mundial están los mejores) multitud de jugadores no dominan sencillos fundamentos ofensivos o defensivos. Cerrar una línea de pase, tapar pierna dominante, no dejar salia por zona fuerte, etc…Estamos ganando en velocidad, rapidez, fuerza…pero estamos perdiendo en esencia y en conocimiento de la base del deporte. No ya de entender el juego del “fútbolsala” sino de lo esencial: el posicionamiento del cuerpo, la pierna dominante del contrario, los controles con la pierna adecuada, etc….Al final todo se reduce a los fundamentos como dice mi admirado Adrian Martiño.

Un saludo

José Antonio Valle

@vallefutsal

 

Pin It on Pinterest

Share This