Fin de Semana de Congreso ANEFS
Siempre he sido y seré un defensor de la formaciòn continua. Nunca se deja de aprender. Nuestra mentalidad debe ser la de estar constantemente mirando, reciclandonos y formándonos. Es la ley del entrenador: siempre hay algo nuevo por aprender…..Y si no lo hay lo creamos. Para eso somos creativos (Pep Mari).
Con ese espíritu acudía el fin de semana al XV Congreso de la Asociación de Entrenadores de Fútbol Sala (ANEFS).
Me gustaría reflejar en este breve escrito mi visión personal de lo vivido estos días.
XV congresos ya…se dice pronto, pero son ya quince ediciones. La verdad que no tengo claro a cuantos he acudido. Bastantes. Seguro. Pero algo me ha quedado claro: en este Congreso he percibido y he sentido lo que es un colectivo. Lo que significa estar junto a personas que viven y respiran por la misma razón que tú: el fútbol sala.
Muy acertado y destacable ha sido la elección de las ponencias y de los ponentes. El nivel del entrenador español es altísimo. Todos los días tenemos muestras de lo que están haciendo nuestros “entrenadores españoles por el mundo”. Ahora bien no hay que estar en 1ª o 2ª para encontrar gente formada, con conocimientos, inquietudes y con una calidad comunicativa fuera de lo normal.
Quiero hacer una mención aparte a la ponencia de Diego Rios y “Morenin”. Precisamente ellos encarnan lo que acabo de indicar con la única salvedad que ellos si están merecidamente en 1ª. Gente joven, con una calidad y cantidad de conocimientos que resulta asombroso, con facilidad para transmitir lo que quieren en todo momento. Y sobre todo con una sencillez abrumadora.
Por otro lado quiero felicitar a la organizacion por las ponencias de Pep Mari, que para mi ha sido un descubrimiento, y el coloquio con los entrenadores de los distintos deportes mayoritarios. Ya había tenido la oportunidad de ver y escuchar a Xesco Espar pero es una delicia volverlo a hacer. Vaya desde aquí mi enhorabuena a la organizacion del Congreso.
Ahora bien en mi caso lo mejor fue la convivencia con los entrenadores. A muchos no les pones caras hasta que no están a tu lado. Hablas con ellos y vas poco a poco encontrando los nexos de unión. Compartes tus ideas, tus vivencias y sobre todo les entiendes. Hablamos de jugadores, de tareas que hacemos, de los problemas que nos encontramos en el día a día, de las alegrías de los triunfos o de las tristezas y desilusiones de los finales de temporada.
Algunos osados nos volvemos a poner camisetas de juego, zapatillas y nos lanzamos a la pista. Somos entrenadores si, pero seguro la mayoría darían lo que fuese por volver a vivir las emociones de cuando eramos jugadores.  Esas emociones que retomamos temporalmente en la Copa Delegaciones. Da igual que seas de Madrid, Galicia, Valencia….da igual. Ahora eres uno más. Te sientes participe de algo. No sabes como definirlo, pero vuelves a sentirte jugador.
Te olvidas de tus maltrechas rodillas. Te olvidas de aquellos dolores que te persiguen todas las mañanas. Da igual si ya no estas en peso o si llevas meses sin tocar un balón. Te permites el lujo de tirar paralelas,…de jugar al pivot o hasta de hacer coberturas. Por unos instantes te olvidas y vuelves a recordar lo que te llevo a acercarte a un campo de fútbol sala.
Quieres ganar si. Somos competidores, por supuesto. Pero más allá de eso lo importante viene después. Lo importante es la convivencia. Esa comida o esa cena donde uno comienza a soltar bromas y otro le sigue…Donde de verdad se desnuda el entrenador y aparece la persona. Donde de verdad conoces a las personas que como tú un día decidieron ser entrenador.
Quiero agradecer a la ANEFS y al colectivo de entrenadores el premio que me han otorgado. Como dije en la entrega: no hay mejor reconocimiento que el que te pueden hacer tus mismos compañeros.
Se lo dedico a todos eso entrenadores que tienen la certeza y el convencimiento que la formaciòn es el camino para llegar. A todos esos entrenadores que cogen su coche para hacer cientos de kilómetros para acudir a un seminario o a un clinic. A toda esa gente que conocí en cursos, seminarios, clinics desde hace ya quince años cuando comencé en mi formaciòn como entrenador. Gente como Oscar, Ricardo, Mateo, Timòn, Raúl, Antonio, Javier,etc…y me dejo a  muchos por mi mala memoria. Amigos a los que en muchos casos solo les vuelves a ver en verano y siempre con una nueva formaciòn de por medio.
Muchos de ellos han llegado pero no cabe duda que en la mayoría de los casos nadie les ha regalado nada. Todo lo que han conseguido lo han logrado con su trabajo y perseverancia.
Vaya para ellos mi homenaje y dedicatoria.
Nos vemos amigos.
@vallefutsal

Pin It on Pinterest

Share This