Pin It on Pinterest

José Antonio Valle Gallego, entrenador de fútbol sala con más de 18 años de experiencia. 2º entrenador y Preparador Físico durante 14ª Temporadas en Carnicer Torrejón FS. Entrenador de Porteros por la RFEF. Director Deportivo por la RFEF. III Nivel entrenador de Fútbol Sala por la RFEF. Si quieres contactar conmigo pincha este enlace.
Sucripción por e-mail
Archivos
Slider
Notas a vuela pluma

Cinco contra cuatro. Décimo día. El momento

By
on
21 septiembre, 2016

Cinco contra cuatro. Décimo día. El momento

Hola.

Primera jornada de los octavos de final y ya tenemos dos cuartofinalistas del Mundial de FútbolSala de Colombia: Rusia y Paraguay. Solvencia en la Selección rusa ante Vietnam. Emoción y drama en la clasificación de los paraguayos. Hoy segunda jornada de octavos donde entran en liza Brasil, Portugal y España.

1.- Carlos Espinola

El partido entre Paraguay y Colombia se encaminaba a la tanda de penaltis para resolver un encuentro que a falta de buen juego tuvo emoción. Carlos Espinola aumentaba su actividad de calentamiento. Chilavert, seleccionador de Paraguay ya tenia en mente la posibilidad de cambiar a su portero Gabriel Gimenez por Espinola en la tanda de penaltis. Con las mismas nos presentamos en la tan manida lotería de los penaltis. Espinola ocupo su sitio en la portería de Paraguay. Lo demás ya es historia. Detuvo dos penaltis y le puso a Ayala al borde de certificar el pase a cuartos de final del Mundial de Colombia. Era “el momento” de Espinola. Decisión consciente de Chilavert y a todas luces programada. En el  cambio del portero en las tandas de penaltis o dobles penaltis hay el entrenador trata de llevar la iniciativa y de crearle todavía más preocupación y nerviosismo al lanzador. Siempre se ha dicho que la presión la tienen los lanzadores. Cierto. No tiene bastante el lanzador con la ya de por si decisiva acción de golpeo que ahora y gracias a la alternancia de la portería también debe preocuparse de analizar a un portero que a lo largo de todo el partido no ha jugado un minuto. Se desconoce su reacciones y comportamientos en la portería. Por lo tanto la decisión que tomo ayer Chilavert iba encaminada a aumentar la presión sobre unos jugadores que ya soportaban sobre sus hombros los deseos y anhelos del país organizador.

2.- Robinho y el uno contra uno

Son una rara avis en nuestro fútbolsala por eso nos llaman tanto la atención. Jugadores que no temen al balón y al enfrentamiento individual. El uno contra uno reside en cada vez menos jugadores. En este Mundial hemos visto que salvo en selecciones de menor nivel pocos son los jugadores con la decisión e insolencia de jugarse duelos individuales. Ricardinho, Angellot, Robinho…nos salen pocos jugadores con estas características. Ayer en el partido de octavos entre Rusia y Vietnam pudimos ver a cuentagotas de Robinho. Pocos jugadores dominan el desborde en parado como lo hace el brasileño. Si decíamos que Higuita marcaba una manera de jugar para su selección, cuando esta Robinho las variantes que se le ofrecen a la selección rusa comienzan y terminan en él. Vemos como se dan situaciones de aclarados en banda, se crean las condiciones para asociarse con Eder Lima y como variante más especifica y de riesgo se generan duelos individuales con aclarados en zonas centrales y alejadas a la portería contraria ( Sistema 1-3). Lo que nos queda al final es un jugador con un dominio altísimo de balón que se siente cómodo en situaciones de uno contra uno y que no tiene miedo a la hora de asumir responsabilidades cuando el partido se pone para los valientes.

Cinco contra cuatro. Decimo día. El momento

Eder Lima

3.- Fundamentos de pivot

Ayer en el primer partido de octavos volvimos a ver a Eder Lima. El brasileño nos volvió a dar una clase de trabajo al pivot. Hoy queremos destacar cuanto de importante es dominar el giro o reverso de pivot con ambas piernas. Frecuentemente vemos como los pivotes de referencia solo dominan el giro saliendo para su pierna dominante pero si algo le aporta calidad al juego del pivot es que el jugador que desempeña esa posición pueda alternar la caída por ambas bandas. Este detalle le aporta variedad y factor sorpresa a su juego. Además el sistema defensivo que se plantee para minimizar el juego al pivot deberá redoblar sus preocupaciones daba la variabilidad de pivot en cuestión. Al final no deja de ser un trabajo de fundamentos técnicos de juego de pivot. Si nos esforzamos por hacer crecer y por dar más riqueza técnica a nuestros pivotes obtendremos mejores jugadores, más formados y mucho más complicados de parar.

4.- Alternancia defensiva en ABP

Vietnam ha dado muestras de lo que es carácter competitivo. Ayer hasta que el partido no llego a su fin no bajaron los brazos ni se dieron por vencidos. Uno de los detalles más interesantes es como alternan marcajes individuales con zonales en las acciones a balón parado cercanas a portería. Hay mucho trabajo y riqueza táctica en esa alternancia de sistemas defensivos. Frecuentemente vemos como nuestros jugadores solo están acostumbrados a trabajar con un sistema defensivo. Creo que es un error. Nosotros como entrenadores y ellos como jugadores debemos dominar la mayor cantidad de alternancias tácticas que podamos. A veces siento sana envidia como jugadores de baloncesto o balonmano pasan de un sistema a otro con un chasquido de dedos. Ese es nuestro objetivo: tener jugadores mucho más ricos tácticamente, que manejen distintos sistemas de juego y que se adapten rápidamente a los cambios que se puedan dar dentro de un partido de fútbolsala.

5.- Los banquillos

Es interesante ver como se juegan los partidos desde los banquillos. Esta el banquillo que vive el partido en modo “pause” donde los jugadores que salen del campo, descansan, recuperan y asisten sin mayor pasión a lo que acontece dentro del campo. Llegan. Se sientan. Toalla. Agua. Y a esperar que el entrenador de turno le haga el gesto universal de volver a saltar al campo. Por otro lado están los banquillos en modo “resorte” donde todos los que están en la banqueta sienten un irrefrenable deseo por estar de pie. Se levantan. Se sientan. Se vuelven a levantar. Nunca se hicieron tantas sentadillas como en un banquillo resorte. Se anima. Se protesta. No se paran de dar indicaciones. Son el sexto jugador y se vive el partido como si en ese momento fueras uno más del quinteto. Personalmente prefiero un banquillo de estás características donde el jugador cuando pasa unos minutos recuperando no le da tiempo a desconectarse del partido y vuelve con la misma activación e intensidad que sus compañeros.

Un saludo

José A. Valle

@vallefutsal

TAGS
RELATED POSTS

LEAVE A COMMENT

Pin It on Pinterest

Share This